Haz patria y dale like a la banda de tu amigo

Estándar

Notas Acusmáticas

Sinceramente, ¿cuántas veces has “apoyado” al amigo músico que tiene su banda emergente? ¿Te has preguntado cómo lo puedes ayudar? ¿Te has tomado la molestia de escuchar su disco completo?, ¿cuántas veces? ¿Cuántas veces más le has dicho que vas a verlo tocar y no llegas? ¿Tienes Spotify pero no lo sigues? ¿Alguna vez lo has escuchado en una de sus entrevistas? Al menos dime que te metes de vez en cuando a darle un like en su Facebook…

En México hay mucho talento emergente, no cabe duda de eso. Lo decimos una y otra vez en las pláticas entre músicos, con locutores e inclusive con extranjeros que valoran lo que se cocina en nuestro territorio. Y si bien el público melómano mexicano es generoso –sobre todo con las bandas consolidadas, hay que decirlo-, la realidad es que el apoyo que más se espera nunca llega, o en el mejor de los casos, de una manera muy taimada.

Me refiero a los amigos, familiares y conocidos, pues son el apoyo que más cuenta. Y por supuesto que no es por menospreciar a los fans, al contrario, sin ellos las bandas emergentes nunca llegarían a ser headliners, pero indiscutiblemente es el círculo cercano el que impulsa la consolidación de la banda, por una sencilla razón: poder de convocatoria.

En este punto me detengo un momento. Hay una responsabilidad compartida en lo que al desarrollo de la escena emergente se refiere. Por un lado, las bandas tienen que generar un público orgánico, sí, pero se empieza por convocar a los más cercanos y esto lamentablemente, en la mayoría de las bandas que he conocido, no se da, ya sea porque no lo buscan o por otras razones. Y si no eres capaz de convocar ni a tu hermana –aunque sea una vez-, difícilmente podrás hacerte de fans que acudan a verte en cada una de tus presentaciones.

Por el otro lado, idealmente esos cercanos deberían tener una postura de apoyo al arte, máxime cuando se trata del amigo de la prepa, del primo, del hermano o del conocido que tiene su banda. Sin embargo y por desgracia, en México somos famosos por nuestro malinchismo; no se tratara de artistas de otro país porque ahí sí vamos corriendo a verlos, aunque haya que pagar una pequeña tarifa de entrada.

Asimismo, los periodistas independientes que se dedican a la escena emergente tienen gran responsabilidad en este asunto, puesto que son ellos quienes tienen el acceso directo con el público orgánico, que tan exasperadamente buscan las bandas que apenas comienzan. Son los medios los que tienen la última palabra para hacer que la gente asista a un concierto; son ellos los que lo anuncian o los que lo ignoran, al tiempo que se quejan de la falta de apoyo a la escena y se jactan de ser sus grandes impulsores, pero a la mera hora se olvidan de compartir dicha información.

Tanto medios como bandas independientes deben crecer de la mano. Ni uno ni otro despreciarían un valioso nuevo seguidor en Facebook, que se otorgan mutuamente. Por eso me pregunto, ¿por qué hay periodistas que de pronto se olvidan de seguir adentrándose en el mundo que les proporciona el material para su trabajo? Casi casi exigen a las bandas que le den like a su página pero ellos no lo hacen. Lo peor es cuando su favoritismo es evidente hacia las bandas que son de su agrado o simplemente porque ahí toca su compadre, pareja o amigo, cayendo en la selectividad por encima de la objetividad y ecuanimidad en los espacios que manejan. Creen que con publicar una sola vez a una banda es suficiente, aunque dicha banda esté más activa que otras de su predilección, de las cuales hablan un día sí y el otro también.

Paralelamente, las bandas deberían apoyarse entre ellas y no ponerse el pie las unas a las otras, porque el apoyo se aprecia en los momentos críticos y se recuerda en los momentos de fortuna.

Y hay que entenderlo de una buena vez: De nada sirve tener mil, 2 mil, 3 mil o 5 mil seguidores virtuales si en los tokines sólo van las novias y para colmo andan con mala cara… Este es el poder de convocatoria al que me refiero, que los cercanos asistan a las tocadas y se vea que en verdad están disfrutando de la música, por lo menos un gesto de apoyar, pues sus gritos y aplausos contagiarán a los demás y conjuntamente, si cada banda lleva gente, la presentación habrá valido la pena.

De igual manera, ¿por qué los conocidos de pronto se niegan a seguir en las redes sociales a la banda de su amigo, familiar o conocido? ¿O todavía eres de los que piensan que no sirve de nada dar un like? Si es así, ¿entonces por qué te reservas compartir la canción nueva, el video nuevo o un flyer de la banda de tu amigo? Es más, te aseguro que muy probablemente le diste like a la página de su grupo cuando te lo pidió, pero después te cansaste de ver su información y dejaste de seguirlo. ¿Fue por envidia o no entiendes lo que significa apoyar el arte independiente?

Tan sencillo como esto: Si disfrutas al ver un gran número de “me gusta” en tu foto de la boda, del nuevo bebé, del cachorro, de la titulación o de la última estupidez en la borrachera… entonces haz patria y dale like a la banda de tu amigo. Créeme que lo estarás ayudando sobremanera.

Ahora, si eres envidioso porque él o ella está persiguiendo su sueño, aunque con esto no gane todavía ni un quinto, es más, tiene que trabajar el doble que tú, desvelarse e invertir en su banda… ¡y aun así no quieres compartir su información o darle un like!, bueno, pues sigue ahogándote en tu envidia. Pero eso sí, ni se te ocurra acercarte otra vez cuando ya estén tocando en un Vive Latino al lado de tus grupos favoritos, porque no te harán caso y te aseguro que no será por payasos, sino porque todo en esta vida se cobra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s